¿Cómo analizar una acción de la bolsa de valores utilizando ratios financieros?

¿Quién no quisiera invertir en un negocio rentable, solvente y a un buen precio? Este es el objetivo principal de todo inversionista inteligente. Sin embargo, el proceso de analizar a fondo una empresa puede ser complicado y no siempre se dispone del tiempo necesario para realizar este trabajo. Afortunadamente, existe una forma rápida y efectiva de conocer las principales características de una acción: analizar los ratios financieros.

Los ratios financieros son simples divisiones o relaciones entre dos números que sirven para conocer un aspecto concreto de una empresa. ¡Son muy sencillos de interpretar! En este artículo de Hapi, explicamos los principales ratios financieros y cómo podemos incorporarlos en nuestro análisis antes de comprar una acción en la Bolsa de Valores de Estados Unidos.

¿Qué son los ratios financieros?

Los ratios financieros son valores numéricos que surgen de la división de dos datos financieros de una empresa. Estos datos provienen de sus estados financieros (Estado de Situación Financiera, Estado de Resultados y Estado de Flujo de Efectivo), o de la cotización en la Bolsa de Valores.

Los ratios financieros se utilizan para realizar un análisis fundamental (o cuantitativo) de una empresa a nivel de liquidez, apalancamiento, rentabilidad y valuación. Son de mucha ayuda para realizar una inversión. Cada uno de estos aspectos serán explicados con mayor profundidad.

¿Para qué sirven los ratios financieros en las inversiones?

  • Los ratios financieros sirven para hacer un seguimiento del desempeño de la empresa. Al evaluar la evolución de ciertos ratios financieros, uno puede identificar tendencias positivas o negativas para la empresa.
  • Además, son indispensables para realizar un análisis comparativo entre distintas empresas. Se utilizan para saber si la empresa se está desempeñando mejor o peor que el promedio de su industria.

¿Cuáles son los principales ratios al momento de invertir?

Existen diversos ratios financieros que se pueden incorporar a tu análisis de acciones, pero para comenzar, lo ideal es entender a profundidad los ratios más populares. Otro aspecto positivo de conocer estos ratios, es que son los que te aparecerán primero en la mayoría de plataformas de información financiera.

Ratios de rentabilidad

Son los indicadores de la habilidad que tiene la empresa para generar utilidades. Por lo general, estos indicadores cambian mucho de industria a industria, por lo que no se puede ignorar el giro del negocio antes de revisar estos datos.

  • Margen Bruto: Surge de dividir las utilidades brutas entre las ventas totales de una empresa. Las utilidades brutas son el resultado de la resta entre los ingresos de un negocio y el costo de ventas.

Margen Bruto = (Ventas - Costo de Ventas) / Ventas

  • Margen Neto: Es la relación entre las utilidades netas y las ventas totales de una empresa. Las utilidades netas son el resultado de la resta entre los ingresos de un negocio y todos los gastos asociados a este en un periodo. Esto no solo incluye el costo de ventas, sino los gastos de venta, administrativos, financieros y tributarios. En otras palabras, las utilidades netas es el dinero final que la compañía genera por sus operaciones.

Margen Neto = Utilidad Neta / Ventas

  • Retorno sobre los activos: Es el resultado de las utilidades netas entre los activos de la empresa. Este ratio muestra qué tan eficiente es la empresa para generar ganancias con los activos que cuenta. Recordemos que un activo es un recurso con valor que sirve para generar un beneficio en el futuro.

ROA = Utilidad Neta / Activos

  • Retorno sobre el patrimonio o Return on Equity (ROE): surge de dividir las utilidades netas de una empresa y su patrimonio. Este es un indicador muy popular porque muestra la capacidad que tiene un negocio para generar beneficios a sus inversionistas. De hecho, Warren Buffet y otros grandes inversionistas resaltan la importancia de este ratio.

ROE = Utilidad Neta / Patrimonio Neto

Ratios de liquidez

Muestran la disponibilidad que tiene la empresa de efectivo y otros activos para poder cumplir con sus deudas de corto y largo plazo. Esto es fundamental para que la empresa pueda enfrentar posibles shocks y para que los intereses de su deuda se mantengan bajos.

  • Ratio corriente o Current Ratio: es la división entre los activos corrientes y los pasivos corrientes. Mide la capacidad de la empresa de cubrir sus deudas de corto plazo (menos de un año) con los activos que se pueden convertir en efectivo en el mismo periodo. Independientemente de la industria, lo saludable es que este ratio sea mayor a uno, porque significa que es poco probable que la compañía tenga problemas de liquidez en el corto plazo.

Ratio corriente = Activos corrientes / Pasivos corrientes

  • Ratio de efectivo: en vez de tomar todos activos corrientes, solo se considera el efectivo y se divide entre los pasivos corrientes. Evidentemente, este ratio es más exigente porque no considera todo aquello que podría usarse a futuro para cubrir las deudas de corto plazo.

Ratio de efectivo = Efectivo / Pasivos Corrientes

Ratios de apalancamiento

Estos son indicadores de la cantidad de capital que proviene de la deuda. En otras palabras, enseñan qué tan endeudada está la empresa. Cuando un negocio tiene mucha deuda, se vuelve más riesgoso. Por eso es importante conocer estos ratios.

  • Ratio Deuda a Patrimonio o Debt to Equity (D/E): calcula el peso de la deuda sobre el patrimonio de los accionistas. Muestra qué tanto del capital es propio versus qué tanto es de terceros. Si este número es muy alto, es posible que la empresa esté más apalancada de lo saludable. Sin embargo, existen industrias donde un alto nivel de deuda es necesario.

D/E = Pasivos / Patrimonio neto

  • Ratio Deuda a Activos: es el resultado de dividir los pasivos entre los activos. Es un indicador de cuántos de los recursos de la empresa provienen de deuda.

Ratio Deuda a Activos = Pasivos / Activos

Ratios de valuación

Reflejan qué tan costosa es una acción con respecto a su capacidad de generar utilidades. Evaluar estos dos indicadores principales te permite encontrar buenas oportunidades para comprar acciones infravaloradas.

  • Precio beneficio o Price to Earnings (P/E): Refleja cuánto le cuesta al inversionista obtener un dólar de utilidades. Es la división entre el precio por acción y las utilidades por acción o Earnings per share (EPS). Generalmente, un menor P/E refleja que la acción es menos costosa. No obstante, también es posible que una acción tenga un P/E más alto porque se espera que sus utilidades incrementen con el tiempo.

P/E = Precio por acción / Utilidad Neta por acción

  • EV/ EBITDA: Se calcula dividiendo el valor de la empresa por el EBITDA. Tiene en cuenta los niveles de deuda y efectivo de una empresa además del precio de sus acciones y relaciona ese valor con las ganancias de la empresa. Estos ratios pueden variar según la industria. Al igual que el P/E ratio, se esperan ratios más altos en industrias de alto crecimiento y múltiplos más bajos en industrias con crecimiento lento.

EV/ EBITDA = (Capitalización Bursátil + Deuda Financiera Neta) / EBITDA

¿Cómo analizar los ratios financieros de una acción antes de invertir en la bolsa de valores?

Como has visto, existen múltiples ratios financieros que puedes considerar antes de invertir en una acción de la Bolsa de Valores de EEUU. Gracias a estos indicadores, podrás comprender mejor la liquidez, la rentabilidad, el apalancamiento y la valuación de una empresa. De esa manera, tendrás las herramientas necesarias para encontrar acciones atractivas para tu portafolio.

Para encontrar esta información, basta que entres a la página de información financiera de tu preferencia. Algunos ejemplos son los siguientes: Yahoo Finance, Investing.com, Market Watch, entre otros. Ahí deberás ingresar a la sección de estadísticas de la empresa en la que estés interesado.

Ahora que ya conoces los principales ratios financieros, serás capaz de invertir en empresas que sean saludables financieramente. Así podrás tener mayor tranquilidad sobre tus inversiones. De igual manera, además de seleccionar buenas empresas para invertir, es indispensable elegir una app para invertir en acciones que te de seguridad y confianza. Hapi es un broker registrado en la SEC y es miembro de FINRA y SIPC. Estas instituciones garantizan la protección de tus inversiones. ¡Qué esperas para comenzar a invertir con Hapi! Descarga la app aquí

 

¿Te quedo alguna duda sobre cómo invertir?

Escríbenos a contacto@imhapi.app

Presentado solo con fines informativos. No pretende ser una solicitud de un valor o estrategia de inversión en particular. Lo anterior no debe considerarse como asesoramiento fiscal o legal. Toda inversión implica riesgo.

Autor del Articulo

Pedro Ramos


¿Listo para invertir?

Regístrate en Hapi y empieza a invertir en la bolsa.

Registrate en Hapi